Tag Archive for Lasker

Partidas inmortales VIII: Carlos Torre Repetto vs. Emanuel Lasker (Moscú, 1925)

Publicado en El Confidencial

Carlos Torre Repetto nació el 23 de noviembre de 1904 en Mérida en la península de Yucatán. Setenta y cuatro años después, casi al despuntar la primavera del año 1978, una de los más prometedores jugadores de la historia del ajedrez, inició su última transición.

Creció el rapaz entre los mimbres de la revolución mexicana y las reivindicaciones de tierra de los campesinos liderados por Zapata y Villa. En aquel tiempo y como era habitual en la diplomacia yankee, aprovecharon una trifulca entre dos bandos enfrentados políticamente para amenizar la fiesta con la invasión a traición del puerto de Veracruz, arguyendo esta vez “una conducta diplomática inadecuada” de su vecino territorial.

El entonces presidente norteamericano –Woodrow Wilson– repartió profusamente medallas entre sus aguerridos marines por su “heróica” actuación. Intervención que consistió en fusilar a varios centenares de soldados que habían resistido en condiciones deplorables el asedio y posterior asalto.

Siendo en aquella época el ajedrez todavía un juego minoritario en Estados Unidos y habiendo cubierto su periplo americano, este jovencísimo jugador se trasladó a Europa, continente donde la difusión del arte–ciencia estaba más arraigada. De tal manera que en una visita tipo blitzkrieg pronunció su particular ‘veni, vidi, vici’. En el interbellum que se produjo entre las dos grandes guerras del siglo pasado, y con elcrack del 29 en ciernes, despuntaba ya el auge de los inquietantes fascismos que devorarían las esperanzas de paz de una Europa hastiada de tanto conflicto.

En este contexto, el joven Torre Repetto se acercaría a las murallas del Kremlin en el año 1925 para asombrar a propios y extraños con su destreza. A los tres campeones mundiales que ostentaban o habían ostentado hasta el momento el titulo, casi los deja en estado de trance. Hizo unas tablas memorables con Capablanca estando claramente inferior. Es probable que el cubano estuviera afectado el día del match por las secuelas habituales de alguna de sus habituales francachelas. Asimismo empató con Alekhine y con una maestría excepcional ganó una partida que pasó a los anales del ajedrez al excampeón mundial Enmanuel Lasker. El método utilizado para descerrajar la posición del adversario es de una imaginación propia de un genio.

La partida en si, en lo tocante a la apertura, no es especialmente inusual, pero a partir de la jugada nº 24 Torre Repetto introduce con su impecable maestría la que sería su más sofisticada arma y que pasaría a llamarse desde entonces “el molino”, combinación de “descubiertas” absolutamente mareantes que incluyen una llamativa entrega de dama.

Se sabe que la retirada prematura de este extraordinario jugador a los veintiún años fue refrendada por una terna de médicos que por prescripción facultativa le conminaron a abandonar el ajedrez. La noticia de que su amada de “toda la vida” le había abandonado para casarse con otro sería el detonante que le generaría una depresión de caballo a raíz del cual su declive se hizo irreversible.

Siempre tuvo una especial predilección por el cuadro de Frida Khalo “Ella juega sola” que con especial crudeza, reflejaba la soledad en la que se sumergió después de este trágico episodio.

Unos meses antes de su tránsito desde lo terrenal, la FIDE (Federation Internationale Des Echecs), le honró con la máxima titulación que puede obtener un jugador en este arte, la de Gran Maestro Internacional (en la imagen).

Pasamos a continuación a comentar el match que se produjo en Moscu en el año 1925. “El molino” o “la lanzadera” son los títulos que se les ha adjudicado a esta famosa partida. La apertura en cuestión se ha dado en llamar Sistema Torre (de patente propia), que guarda enormes similitudes con el Sistema Londres.

Carlos Torre Repetto vs Emanuel Lasker. (Moscú, 1925) 

1. d4 Cf6

2. Cf3 e6
3. Ag5 c5
4. e3 cxd4
5. exd4 Ae7
6. Cbd2 d6
7. c3 Cbd7
8. Ad3 b6
9. Cc4 Ab7
10. De2 Dc7
11. 0–0 0–0
12. Tfe1 Tfe8
13. Tad1 Cf8
14. Ac1 (hasta el momento ambos contrincantes posicionan sus piezas de manera correcta aplicando los principios de control del centro y piezas activas)…Cd5
15. Cg5 b5
16. Ca3 b4
17. cxb4 Cxb4
18. Dh5 (el bando blanco añade un nuevo ingrediente a los anteriores conceptos antes mencionados y aplica el de la iniciativa)… Axg5
19. Axg5? (jugada dudosa que permite contrajuego a las negras)… Cxd3!
20. Txd3 Da5! (amenaza ganar el alfil blanco con un futuro h6 al estar clavado y ataca también la torre de e1. El contrajuego del bando negro va tomando cuerpo)
21. b4! (defiende ambas amenazas)… Df5!? (da la impresión de ser dudosa)
22. Tg3¡? (a Torre se le ve fino a la hora de aprovechar las ventajas dinámicas)…h6? (es una idea apropiada que podría ganar el alfil ya que este está contra las cuerdas, mas Lasker se equivoca de peón. f6! era más idónea)
23. Cc4! (equilibra la bascula)… Dd5? (es un desliz que puede ser penalizado)

Tablero tras la posición 24

24. Ce3! Db5?? (poco a poco, el excampeón se va instalando en una partida que no va a poder controlar)

25. Af6!! (el alfil deja de estar clavado y cobra vida)… Dxh5 (a estas alturas Lasker ya ha intuido la que se avecina)
26. Txg7+ Rh8 (Carlos Torre pone en marcha su talento y originalidad. “El molino” empieza a funcionar a pleno rendimiento)
27. Txf7+! (poseído por un frenesí creativo y en plena inspiración el jugador mexicano despliega una serie de jaques demoledores)…Rg8
28. Tg7+! Rh8
29. Txb7+! (combinación histórica y letal)…Rg8
30. Tg7+! Rh8 (Lasker ya es solo un convidado de piedra en esta demolición)
31. Tg5+! (podían las blancas haber capturado el peón negro de “a7”, explotando la inercia del molino, mas esta decisión habría permitido a las negras obtener la columna “a” y activar su torre. Finalmente Carlos Torre finaliza esta orgia devoradora capturando la dama de Lasker)…Rh7
32. Txh5+- (el resto, es pura desolación)…Rg6! (este movimiento recupera una pieza, pero tres peones menos de cara al final es demasiada ventaja)
33. Th3 Rxf6
34. Txh6+ (aquí Lasker debería de haber reflexionado sobre sus opciones y ser consecuente)… Rg5
35. Th3 Teb8
36. Tg3+ Rf6
37. Tf3+ Rg6
38. a3 a5
39. bxa5 Txa5
40. Cc4 Td5
41. Tf4 Cd7
42. Txe6+ Rg5 (amenazando la torre y mate en b1)
43. g3!
1–0

Partidas Inmortales VII: Donald Byrne vs. Bobby Fischer (Nueva York, 1956)

Publicado en El Confidencial

Robert James Fischer. Un titán entre colosos. En los años cincuenta del siglo pasado sucedieron muchas cosas. Fue una época efervescente y bulliciosa, pero también de claroscuros y sombras. Mientras un fanático McCarthy agitaba el fantasma de una quinta columna comunista en EEUU y veía bolcheviques hasta en la cisterna del váter, otro entusiasta del intrusismo a ultranza en la vida privada con carta blanca y poderes casi absolutos, Edgar Hoover, se empleaba a fondo en la represión de artistas y pensadores libres con un celo algo inusual, rayano en el paroxismo.

Entretanto, dos mega potencias con poderes colosales mantenían un duelo por la hegemonía mundial. Una guerra sin precedentes en la historia oficial había concluido con un saldo espantoso para la humanidad, otra en curso se libraba en las fronteras de oriente entre gentes descalzas y de ojos rasgados y una Francia muy debilitada a raíz del varapalo de Dien Bien Phu y el contencioso de Argelia, daría alas al nuevo Gran Depredador en sus ansias imperialistas perpetuando un colonialismo que ya hacia aguas por todas partes.

Mientras todo esto ocurría, en Brooklyn (Nueva York), una madre soltera y pluriempleada de origen judío sacaba adelante a duras penas a un chaval espigado e introvertido. Robert James Fischer vio la luz en el año 1943 y abandonó el espacio y el tiempo en el año 2008 en las frías tierras de una isla remota en mitad del Atlántico que a finales del primer milenio fue muy visitada por vascos y escandinavos.

Posiblemente ningún otro jugador de ajedrez en la historia de este arte–ciencia haya creado tanta controversia en su tránsito por estos pagos.

El caso es que después de que el tenebroso premio Nobel de la paz, Henry Kissinger, le instará a afrontar su cita con la historia en Islandia, esta formidable fuerza de la naturaleza se puso en acción y derrotó en un match muy politizado allá por el año 1972, al educado gentleman Spassky, que a raíz de este suceso se fue a “penar a galeras” en una Dacha en la mas absoluta incomunicación durante algún tiempo, castigado “sin postre” (esto es, sin su “kit” de ajedrez) en unas más que lamentables condiciones.

Este talento de referencia en el arte del ajedrez abrió unos horizontes en la disciplina impensables hasta entonces. Buscó patrocinadores para todos aquellos eventos de dimensión internacional, implicó a filántropos e hizo avanzar a esta ciencia milenaria cuantitativamente y cualitativamente situándola en el mapa y en la agenda de miles de futuros ajedrecistas. Jugaba al ajedrez tocando las piezas con la elegancia de una pianista. Tablero y piezas, eran su alter ego. Definitivamente, hablamos de un mito.

Hoy, y en su memoria, reproducimos este trabajo de orfebrería, un legado de belleza incuestionable.

Donald Byrne vs. Bobby Fischer. (Nueva York, 1956).

Defensa Grünfeld.

Tablero tras la posición 17

1. Cf3/Cf6

2. c4/g6

3. Cc3/Ag7
4. d4/0-0
5. Af4/d5
6. Db3/dxc4 (Fischer renuncia a la ocupación del centro –esencial en el ajedrez– mientras que Byrne tiene a su dama bajo una exposición inquietante).
7. Dcx4/c6
8. e4/Cbd7
9. Td1/Cb6
10. Dc5?/Ag4 (el jugador negro, Fischer, está mejor en desarrollo –otro tema recurrente en la doctrina ajedrecística– además de haber puesto a buen recaudo su rey a través del enroque-).
11. Ag5? (por lo general no es recomendable mover dos veces la misma pieza durante el proceso de apertura pues ello va en detrimento de la puesta en valor de otras piezas que no se activan) /Ca4!
12. Da3/Cxc3
13. bxc3/Cxe4!
14. Axe7/Db6
15. Ac4/Cxc3!
16. Ac5/Tfe8+
17. Rf1/Ae6!! Ver diagrama. (Esta renuncia a la propia dama proyecta en la partida un clímax particular).
18. Axb6/Axc4 (quizás este sea otro momentum en la pirotecnia del norteamericano que pone en juego la técnica del “molino” que implica una serie táctica de descubiertas que los buenos aficionados habrán visto en el lance famoso entre Torre Repetto -autor de la idea- y Lasker).
19. Rg1/Ce2+
20. Rf1/Cxd4+
21. Rg1/Ce2+
22. Rf1/Cc3+
23. Rg1/axb6
24. Db4/Ta4
25. Dxb6/Cxd1 (la ventaja de “calidad” -valor de conjunto de las piezas propias superior al del adversario- comienza a inclinar la partida a favor de Fischer)
26. h3/Txa2
27. Rh2/Cxf2
28. Te1/Txe1
29. Dd8+/Af8
30. Cxe1/Ad5
31. Cf3/Ce4
32. Db8/b5
33. h4/h5
34. Ce5/Rg7 (a partir de ahora Fischer desplegará un auténtico procedimiento de abducción del rey blanco hasta arrinconarlo en una secuencia casi hipnótica) 35. Rg1/Ac5+  36. Rf1/Cg3+ 37. Re1/Ab4+
38. Rd1/Ab3+
39. Rc1/Ce2+
40. Rb1/Cc3+
41. Rc1/Tc2++. Orfebrería de alto nivel.

Partidas inmortales VI: Georg A. Rotlewi vs. Akiba Rubinstein (Lodz, 1907)

Publicado en El Confidencial

En el año 1907, en una ciudad polaca muy industrial –Lodz–, paradigma de desarrollo y pobreza extremas, y poco después de concluir la primera revolución rusa de 1905, detonada en parte por una economía en plena degradación, en parte por la onerosa derrota rusa en la batalla naval de los estrechos de Tsushima contra los emergentes nipones, un excepcional ajedrecista crearía una de las mas bellas obras de arte de esta milenaria disciplina.

Akiba Rubinstein amaneció un 12 de diciembre de 1882 en Stawiski (Polonia) y abandonó este lugar de belleza y miseria un 15 de marzo del año 1961 en Amberes (Bélgica). De origen judío, Rubinstein fue el menor de una extensa familia de 12 hermanos de muy humilde condición.

Su punto de inflexión ajedrecístico se produjo entre los años 1909 y 1912, llegando a derrotar al campeón del mundo Emanuel Lasker en el torneo de San Petersburgo. En el torneo de San Sebastián en 1911 ganó a José Raúl Capablanca, en su encuentro individual.

El destino quiso que dadas las características de los ciclos del campeonato del mundo –con las caprichosas y a veces onerosas condiciones que solía imponer el campeón de turno–, nunca encontrara un patrocinador que le permitiera reunir la cantidad suficiente para cumplimentar la bolsa requerida. A eso hubo que añadir el despuntar del emergente Capablanca y la cíclica visita de los jinetes del Apocalipsis que se manifestaron con su peculiar vehemencia desmedida en la Gran Guerra –qué eufemismo– de 1914 a 1918. Por todo ello se puede decir que Rubinstein fue un autentico campeón sin corona.

Finalmente, la contienda dejó en él graves secuelas nerviosas que se manifestaron en brotes y comportamientos esquizofrénicos, que devinieron en crónicos. En 1932, agotado y en su peor  momento de juego –a veces era incapaz de ver un mate en tres– fue ingresado en un centro especializado. Para aliviar su precariedad económica rayana con la insolvencia, dos grandes revistas del mundo del ajedrez, una alemana y otra inglesa, hicieron una cuestación simultánea dirigida a paliar sus necesidades más perentorias. El monto de la recaudación superó todas las expectativas. Rubinstein tenía más amigos de los que podía contar.

Georg A. Rotlewi vs. Akiba Rubinstein (Lodz, 1907)

[D40] Gambito de Dama rehusado.

Tablero tras la posición 22

1. d4 d5

2. Cf3 e6
3. e3 c5
4. c4 Cc6
5. Cc3 Cf6
6. dxc5 Axc5
7. a3 a6 (cabe la posibilidad de un enroque corto como opción más idónea)
8. b4 Ad6
9. Ab2 0–0
10. Dd2. De7!
11. Ad3 (quizás sea una pérdida de tiempo) dxc4
12. Axc4 b5
13. Ad3 Td8
14. De2 Ab7
15. 0–0 Ce5
16. Cxe5 Axe5
17. f4 Ac7
18. e4 Tac8
19. e5 (Probablemente un error, pues el blanco permite actividad en la gran diagonal) Ab6+
20. Rh1 (El negro tiene las piezas mas activas, y en consecuencia pasa al ataque) … Cg4! (Se puede decir que la ventaja del negro es definitivamente decisiva)
21. Ae4 Dh4
22. g3 (Todas las piezas negras actúan con la armonía necesaria para efectuar esta brillante combinación. Hay cuatro piezas orientadas contra el enroque, y las torres preparadas para una intervención contundente. Txc3!
23. gxh4 Td2
24. Dxd2 Axe4+
25. Dg2 Th3!! (La posición es de diagrama. Esta partida es la Inmortal de Rubinstein. En este punto, las blancas se rindieron. La continuación más consecuente debería ser la siguiente: [25…Th3!! 26. Tf3 (26.Tf2 Axf2 27.Dxe4 Txh2#) 26…Axf3 27.Dxf3 Txh2#]
0–1

Partidas inmortales III: Edward Lasker vs. George Thomas (Londres, 1911)

Publicado en El Confidencial

Edward Lasker nació en Kempen –entonces Alemania– en 1885. Se fue de esta vida el 25 de marzo de 1981. Aunque era un jugador de elite -Maestro Internacional- y se había enfrentado a Capablanca, Rubinstein y Alekhine con diferente suerte, su salto a la fama se lo debe a una partida de vértigo en la que un excepcional sacrificio de dama contra el enroque adversario y la consiguiente y espectacular extracción del monarca oponente en medio de una vorágine de jaques con abducción incluida -inédita en los anales del ajedrez-, culminó con un remate de orfebrería, que catapultó al autor al panteón de los ilustres y su partida al Olimpo de las Inmortales.

Breve y contundente, la voracidad de las blancas termina en un delirio estético irrepetible. Dicha partida bien podría haberse titulado ”atracción fatal”. Las negras eligen la Defensa Holandesa. Un sistema defensivo ya mencionado por el italiano Gioacchino Greco en 1492, y que debe su nombre a los exhaustivos estudios publicados por el holandés Elías Stein.

Edward Lasker vs. Sir. George Thomas (Londres, 1911)

La siguiente partida es una de las mas brillantes que se ha jugado jamás.

1. d4 f5

2. Cf3 e6
3. Cc3 Cf6
4. Ag5 Ae7
5. Axf6 Axf6
6. e4 fxe4
7. Cxe4 b6
8. Ad3 Ab7
9. Ce5 0-0
10. Dh5! De7. (Primera posición). Las negras se niegan a cambiar 10… Ae5 , estimando que si 11.Cf6+ gf6 se salvarían. ¡En este momento el blanco anunció mate en ocho jugadas!
11. Dxh7+!! (Sacrificio impresionante. Las blancas entregan dama sólo por un peón, pero obligan al rey negro a escapar al extremo opuesto del tablero, donde le espera un deshonroso fin). Rxh7
12. Cxf6+ Rh6 [ 12…Rh8 13.Cg6# Impresionante esquema de mate].
13. Ceg4+ Rg5 14. h4+ Rf4
15. g3+ Rf3
16. Ae2+ Rg2
17. Th2+ Rg1. Esta casilla por lo común es buen refugio para el rey blanco, pero sólo para el rey blanco. Al negro ahí le espera la muerte.
18. Rd2# (Segunda posición) [18.0-0-0#]Por lo visto, esta es la jugada que originalmente efectuó Lasker, aunque muchos autores han puesto el enroque largo como la jugada realizada.

¡Un final espectacular a una combinación bellísima!

1-0