Publicado en El Confidencial

Edward Lasker nació en Kempen –entonces Alemania– en 1885. Se fue de esta vida el 25 de marzo de 1981. Aunque era un jugador de elite -Maestro Internacional- y se había enfrentado a Capablanca, Rubinstein y Alekhine con diferente suerte, su salto a la fama se lo debe a una partida de vértigo en la que un excepcional sacrificio de dama contra el enroque adversario y la consiguiente y espectacular extracción del monarca oponente en medio de una vorágine de jaques con abducción incluida -inédita en los anales del ajedrez-, culminó con un remate de orfebrería, que catapultó al autor al panteón de los ilustres y su partida al Olimpo de las Inmortales.

Breve y contundente, la voracidad de las blancas termina en un delirio estético irrepetible. Dicha partida bien podría haberse titulado ”atracción fatal”. Las negras eligen la Defensa Holandesa. Un sistema defensivo ya mencionado por el italiano Gioacchino Greco en 1492, y que debe su nombre a los exhaustivos estudios publicados por el holandés Elías Stein.

Edward Lasker vs. Sir. George Thomas (Londres, 1911)

La siguiente partida es una de las mas brillantes que se ha jugado jamás.

1. d4 f5

2. Cf3 e6
3. Cc3 Cf6
4. Ag5 Ae7
5. Axf6 Axf6
6. e4 fxe4
7. Cxe4 b6
8. Ad3 Ab7
9. Ce5 0-0
10. Dh5! De7. (Primera posición). Las negras se niegan a cambiar 10… Ae5 , estimando que si 11.Cf6+ gf6 se salvarían. ¡En este momento el blanco anunció mate en ocho jugadas!
11. Dxh7+!! (Sacrificio impresionante. Las blancas entregan dama sólo por un peón, pero obligan al rey negro a escapar al extremo opuesto del tablero, donde le espera un deshonroso fin). Rxh7
12. Cxf6+ Rh6 [ 12…Rh8 13.Cg6# Impresionante esquema de mate].
13. Ceg4+ Rg5 14. h4+ Rf4
15. g3+ Rf3
16. Ae2+ Rg2
17. Th2+ Rg1. Esta casilla por lo común es buen refugio para el rey blanco, pero sólo para el rey blanco. Al negro ahí le espera la muerte.
18. Rd2# (Segunda posición) [18.0-0-0#]Por lo visto, esta es la jugada que originalmente efectuó Lasker, aunque muchos autores han puesto el enroque largo como la jugada realizada.

¡Un final espectacular a una combinación bellísima!

1-0